martes, 31 de enero de 2012

VALNELIA Y DIANA

En esta entrada os voy a colgar más cositas sobre las muchachas que quedaron en segundo lugar en mi blog: Valnelia y Diana
Siendo esta la ultima entrada sobre ellas, ya que en la próxima os dejare cositas sobre las muchachas que quedaron en tercer lugar.

De nuestra compañera bloggera Valnelia os voy a dejar su relato:
 
Sinopsis:
     Hija de un ancestral y legendario guerrero vampiro, perteneciente de la Glymera, y una Sharkay, con insuperables poderes, que murió durante su nacimiento.

     Fue criada por su padre, un Princeps de la nobleza vampira que le inculcó todo su conocimiento y saber, y adiestrada en la lucha por él mismo para que un día pudiera liderar su propia vida.  Es poseedora de un inmenso poder que pocas veces muestra en público, pues prefiere mantenerlo en secreto de aquellos que persiguieron a su madre,  hasta que su padre la encontró y se encargó de su protección. Este poder es sólo conocido por sus hermanas. A pesar de ser una mestiza que no pasó la transición al cumplir la edad de 25 años, posee cualidades y habilidades de su raza paterna, y poderes especiales de su raza materna.

     Heredó una mansión, que fue su hogar durante años y que ahora ha convertido en refugio de otras mestizas que comparten su pasión, ‹Dar caza a aquellos que asesinan a todos los que no son como ellos y creen estar en posesión de la razón›, y en especial, a los que asesinaron a su padre.

     Estableció una organización, la cual dirige con determinación y constancia, y con ayuda de sus hermanas. No es fácil contactar con ellas. Aunque goza de una gran fortuna le gusta ‹apoyar› a otras organizaciones  ejecutando a aquellos que no cumplen la ley, pero nunca se meten en asuntos humanos, sólo los protegen desde las sombras.

     Amante del cuero, de la ropa negra —no suele vestir de otro color—, y nunca, nunca, se baja de su botas de tacón de aguja y acabadas en puntas de acero, que en caso de necesidad pueden usarse como armas. Jamás se separa de sus dos dagas, regalo de su progenitor cuando supero su fase de entrenamiento, aunque suele llevar otras armas escondidas, nunca se sabe cuántas puede llegar a portar.

     Letal, imprevisible, rápida, sexy y extraordinariamente atractiva, adora salir por las noches en su moto y sentir el aire fresco rozar su cara mientras se prepara mentalmente para la lucha que con seguridad tendrá en pocas horas.




De nuestra compañera bloggera Diana hoy os voy a dejar los one-shot con los que nos ha deleitado
¿Que pasaria si tuvieras que elegir entre tus sueños y el amor de tu vida? ¿Con quien te quedarias? Entra y descubrelo . . . 

¿Que ocurre cuando una enfermedad te separa del hombre al que amas? ¿Sera capaz Isabella Swan de afrontar la perdida de Edward? Entra y descubrelo . . .


Os invito a que os paseis por sus blog y disfruteis con sus relatos.

lunes, 30 de enero de 2012

POR Y PARA SIEMPRE CAPITULO 20

Esta historia le pertenece a María del blog "Letras de hielo y fuego" 
Espero que os guste y dejéis vuestra opinión

POR  Y PARA SIEMPRE
Summary: Bella pierde a su familia en un accidente, cuando se va a vivir con su tía se encuentra con un nuevo chico en el instituto, pero pronto se dará cuenta que no es como los demás, es como ella.. diferente

CAPITULO 20

Fui directamente a mi casa, no espere a Edward, él me había dejado ahí sola. Él no estaba haciendo surf como ponía en la nota, y lo había podido comprobar con mis propios ojos.

Cuando llegué, mi tumbé en la cama, con solo el deseo de poder dejar de pensar en él.. Misión imposible.

Estaba a punto de caer en los brazos de Morfeo, cuando el ding-dong de la puerta de la entrada me despertó.

Sabia que detrás de la puerta se encontraba Rosalie, pero ella tenía la mente muy confusa así que no sabía lo que quería, hasta que abrí la puerta y me la encontré con la cara manchada del rimel negro que siempre usaba y de lágrimas.

-Han encontrado a Leah, ella.. ella.. esta muerta- sollozó

-Qué?- le pregunté. En ese mismo momento apareció Edward con su volvo, salió del coche, y se acerco a nosotras corriendo- Leah..- le trate de decir a Edward. Estaba tan conmocionada por la noticia, que se me olvido que había decidido odiarlo.

Él hizo un gesto afirmativo con la cabeza, y se acercó a Rosalie.

-Estas bien?- le preguntó a mi amiga mirándola a los ojos.

Ella solo pudo negar mientras se secaba las lágrimas que seguían cayendo de sus ojos.

-No puedo decir que la conociera mucho, pero.. es horrible. Y solo pensar que puede que sea yo la ultima persona que la vio..- se lamentó Rosalie

-Seguro que no fuiste la ultima persona

-Lo que pasa es que me siento responsable- murmuró Rosalie antes de hundir su rostro entre sus manos

Cuando oí decir eso a Rosalie, fue como si echaran leña al fuego. Porque aunque parecía que la amistad de Rosalie y Tanya, era por pura casualidad, yo estaba segura que no era así.

Al rato Rose se fue, dejándonos a Edward y a mi solos.

-Que panorama mas agradable.. Leah esta muerta y tú me dejaste sola en una cueva. Espero que hayas disfrutado de unas buenas olas- le dije a Edward

-Lo cierto es que si, pero cuando regresé a la cueva y tú no estabas, vine hacía aquí de inmediato- replicó

-Te busqué por toda la playa, pero solo habían dos personas haciendo surf, bastante morenas, así que tú no eras

-Bella.. te importa mirarme?- preguntó

Yo hice lo que me pidió, y aun estaba vestido con el traje de neopreno que estaba chorreando, y el suelo estaba lleno de agua.

-Pero.. te busqué- le aseguré

-Bella, no se que decirte.. pero te aseguro que no te abandone. Fui a hacer surf. De verdad. Esto.. me podrías traer una toalla?

Fuimos al patio trasero para que se pudiera quitar el traje. Mientras yo me senté en la butaca y me quede observándolo. Estaba convencida que me había dejado tirada.. lo busque por toda la playa, aunque.. a lo mejor no lo vi

-Bueno.. y como te has enterado de lo de Leah? Que es lo que pasa entre Tanya y Rosalie?
Porque no me creo que Tanya no tenga nada que ver, y por lo que se.. tú la conoces.. Y que quede claro que no se si tragarme tu historia del surf. Porque de verdad, te busqué, y no te vi.

Edward se me quedó mirando. Sus ojos parecían más intensos por culpa de las abundantes pestañas que los rodean. Su cuerpo, esbelto y sinuoso, estaba cubierto por una toalla. Y cuando avanzo hasta mí, sus pasos eran tan ligeros y confiados que parecen los de un felino.

-Esto es culpa mía- dijo mientras sacudía la cabeza y se sentaba a mi lado. Cubrió mis manos con las suyas, pero las apartó rápidamente- No se muy bien hasta donde..- empezó a decir, y cuando me miro al fin, sus ojos estaban cargados de una tristeza que yo jamás hubiera podido imaginar- Tal vez no deberíamos seguir..

-Estas.. rompiendo conmigo?- susurre

-No, yo solo..

-Sabes? Seria estupendo que dejaras de hablar en código, y que dejaras las frases a medias, y me contaras que demonios esta pasando. Porque lo único que yo se, es que Leah esta muerta que Rosalie del día a la noche se ha vuelto amigo inseparable de Tanya y que me dejaste tirada en la playa, porque no quise llegar hasta el final. Y encima rompes conmigo.

Le dirigí una mirada asesina, mientras esperaba algún tipo de confirmación de que todos esos hechos supuestamente casuales podían explicarse sin problemas y no guardaban ningún tipo de relación.

Edward guardó silencio durante un rato mientras clavaba la mirada en la piscina.

-Nada de eso guarda relación- dijo al fin mientras me volvía a mirar. Aunque tardó tanto tiempo en contestar, que no sabia si creérmelo- Encontraron el cuerpo de Leah en un claro en uno de los bosques de Forks. Lo escuche por la radio cuando venia hacia aquí-Edward cogió mi mano con la suya, y siguió las líneas de mi manos con las yema de sus dedos- Tanya puede resultar carismática y encantadora.. y Rosalie últimamente anda un poco perdida. Estoy seguro que le gusta ser el centro de atención. Creí que te alegrarías que trasladara su efecto a Tanya y se alejara de mi- siguió acariciándome la mano y sonrió- Ahora ya no hay nada que se interponga entre nosotros.

-Tal vez si hay algo que se interponga entre nosotros- le dije en un susurro

Sabia que hubiese tenido que preocuparme mas por el asunto de Rosalie y Tanya, y por la muerte de Leah, pero me resultaba imposible concentrarme en otras cosas que no fuera los rasgos de su rostro, la suavidad de su nívea piel, sus ojos dorados, y la forma en que me latía el corazón, y se me aceleraba el pulso cuando estaba a punto de besarme.

-Bella, hoy no te he dejado tirada. Y jamás te presionaría para hacer algo si no estas preparada. Créeme.- Sonrió mientras me cubría la cara sus manos. Después colocó sus labios sobre los míos- Sé esperar.
------------------------

domingo, 29 de enero de 2012

IMAGENES DE LA HERMANDAD DE LA DAGA NEGRA

En esta entrada os voy a dejar imágenes de la Hermandad de la Daga Negra, realizados por Anyae
Espero que os gusten y dejéis vuestros comentarios.





sábado, 28 de enero de 2012

IMAGENES DE LUIS ROYO

En esta entrada os voy a dejar algunas imágenes que he encontrado en la red bajo el nombre de Luis Royo.
Espero que os gusten y dejéis vuestros comentarios.




viernes, 27 de enero de 2012

LA TENTACION VIVE ARRIBA CAPITULO 3

Esta historia es mía.
Espero que os guste y dejéis vuestros comentarios.
LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA 

Summary: Ella será una famosa modelo con un gran secreto que acabara compartiendo con su vecino de abajo un apuesto empresario aficionado al montañismo y a la caza, sin haberlo planeado. Pero............. ¿Acabaran siendo algo más que vecinos?

CAPITULO 3: EL DESPERTAR DE LA PESADILLA

En la inconsciencia en la que me encontraba nuevamente después  de haber intentado hablarles a los hombres que se acercaron a mi, en el lugar donde me habían abandonado casi muerta. Sentí como me cogían y me trasladaban de lugar rápidamente mientras hablaban y también sentí poco tiempo después como algo me pinchaba en el cuello y a continuación, todo mi cuerpo parecía arder.

Era como si me estuviera quemando viva y no pudiera salir de ese fuego, ni moverme ya que mi cuerpo pesaba como plomo.

Intente abrir mis ojos, pero me era imposible, me sentía muy débil y mis parpados pesaban demasiado. Aunque al sentir a alguien cerca de mi lo volví a intentar pese a esa sensación de quemazón por todo mi cuerpo consiguiéndolo a duras penas.

-Carlisle, Esme ha despertado. Tranquila todo va a estar bien y lo que sientes pronto pasara.- me dijo un muchacho joven muy apuesto sin dejar de mirarme.

-Vale, es bueno que haya abierto los ojos, a sido como un reflejo involuntario para soportar lo que esta sucediendo en su cuerpo, además su transformación casi a finalizado. En pocas horas despertara totalmente. - Oí decir al otro hombre que estaba en la habitación o en el lugar en el que me encontraba.

-¿Carlisle que pasa que nos ha llamado Edward? ¿ya ha despertado?.- Escuche decir a una mujer a lo lejos igual que me pasaba con los hombres a pesar de sentirlos cerca.

-Cariño, la muchacha ha abierto los ojos. Ya pronto va a despertar, en unas pocas horas.-oí que decía un hombre a la mujer.

-Entonces creo que lo mejor es que nos estemos todos aquí para cuando despierte.

-Yo pienso igual que Esme, Carlisle.

-Es lo que vamos a hacer Edward, estar todos aquí hasta que despierte.- fue lo ultimo que oí decir a uno de los hombres mientras todo quedaba en silencio y me volvía a centrar en el fuego que corría por todo mi cuerpo. Parecía como si estuvieran quemándome viva.

TRES HORAS MÁS TARDE

-Parece que ya ha terminado su transformación Carlisle. Ya son visibles los cambios en su cuerpo y su corazón a penas late.

-Si Edward, su transformación ha finalizado……. su corazón acaba de  latir por última vez hace unos segundos. Pronto abrirá los ojos.

-¿Carlisle, aceptara esta nueva vida?

-Yo creo que si cariño, además nos tiene a nosotros para ayudarla a adaptarse.- Escuche decir a uno de los hombres a la mujer en el mismo momento que abría los ojos y comenzaba a incorporarme.

-¿Cómo te encuentras?.- me pregunto el hombre mas mayor con una sonrisa en los labios.

-Creo que bien, pero tengo mucha sed.

-Es normal que tengas mucha sed, Esme va a traerte para que bebes ahora mismo.- me dijo el hombre mientras la mujer abandonaba la habitación

-¿Dónde estoy? Y…… ¿Quiénes son usted?

- Estas en nuestra casa, te encontramos tirada en un callejón casi muerta…… Poco a poco te iremos explicando las cosas ¿Vale?.- Me dijo el hombre mientras yo aceptaba con la cabeza.- Y bueno el es Edward mi hijo, ella es Esme mi mujer y yo soy Carlisle. – me dijo alargando la mano hacia el vaso que traía la mujer.- Bebe

-Gracias.- le dije cogiendo el vaso que me ofrecía.

-Si quieres mas, dínoslo. ¿Si?

-No se lo que es exactamente, pero me gustaría beber un poco mas. Parece que alivia el fuego que siento en mi garganta.- le dije a Carlisle dándole el vaso vacío y esperando a que me dieran un poco mas mientras observaba lo que había a mi alrededor.

jueves, 26 de enero de 2012

IMAGENES DE LA HERMANDAD DE LA DAGA NEGRA

Hoy os voy a dejar algunas imágenes de la hermandad de la daga negra que he encontrado en la red bajo el nombre de Anyae que es la autora de las mismas.
Espero que os gusten y dejéis vuestros comentarios.





miércoles, 25 de enero de 2012

MI AMOR DESPRECIADO CAPITULO 13

Esta historia le pertenece a Kassi en su blog "Luz de cristal" 
Espero que os guste y dejéis vuestros comentarios


MI AMOR DESPRECIADO

SUMMARY: 17 años pasaron desde que se vieron por primera vez, y esa sintonía que había entre sus corazones no se había destruido por nada, cuando el amor llegue a sus almas adolescentes ¿hará que ese equilibrio entre sus almas desaparezca al igual que su amistad? ¿O el amor hará mas fuerte esa conexión?...Secuela de Odiando a mi amado

CAPITULO 13

POV Victoria


Robert ya hacia una hora que había salido de mi casa y aún yo seguía pensando en lo que me había dicho. Nessie por lo visto no se había parado mucho en sufrir por Robert si no que se fue a buscarle un sustituto como si él no fuese nada; en este momento estaba partida entre dos deseos y dos decisiones.

Poder buscar otra venganza para la niña de los Cullen o quedarme parada sin hacer nada, y lo peor de todo esto es que de verdad quería separar a Nessie de su próximo marido no por mi si no por Robert, estaba sufriendo tanto que lo podía ver allá donde le miraba pero supongo que en mi alma seguía habitando mi parte civilizada porque no se realmente el motivo pero no quise seguir con esta venganza estúpida y ahora sí sin sentido alguno.

Lo único que quería era ayudar al que ahora era mi amigo, supongo que dejando todo rencor de lado, dejando ese odio, ahora sí justificado por hacer daño al que ahora era mi mejor amigo. ¿Venganza?, ya no tenía sentido alguno y quizás nunca lo hubiese tenido pero la ira a veces nos cegaba en los momentos menos oportunos y eso me pasó. Así que deje toda ira atrás, toda venganza, planes y maldad me senté en el sofá con un suspiró; no sabía porque pero repentinamente me sentía más normal, más libre como si me hubiese quitado un peso de encima.

Un sonido agudo me sobresalto, el teléfono sonaba desde la mesa con sus incesantes pitidos y como no tenía ninguna noticia de Robert desde hacia tiempo me levante corriendo antes de que nadie más tuviese tiempo de tomar el teléfono y contestar la llamada.

-¿Si? ¿Quién es?-pregunte nerviosamente tras descolgar el aparato.

-Hola, perdona por molestar ¿es la casa de…-se escucho como le preguntaba a alguien y luego siguió preguntando-Victoria?, es por tu amigo Robert-me puse nerviosa, ¿Por qué me llamaban en su nombre?

-Sí, soy yo ¿le paso algo?-supongo que mi cara se puso blanca, porque sentí como mi sangre se helaba esperando una maldita respuesta.

-No, no se preocupe, es solo que su amigo esta ebrio y se niega a volver a casa, de todos modos me temo que el solo no podría llegar y el único numero que me facilito fue el suyo…así que la llame por si usted podría venir a por él, pues no está en condiciones de pensar razonablemente-la voz me rodeó, mientras que me decía que le pasaba a Robert, era una voz de estas que daba gusto escucharla.

-Sí, iré a por él no se preocupe, solo dígame donde está-pegue mas el oído al auricular para prestar atención y busque con la mirada un lugar donde apuntar pero no había nada así que lo tendría que memorizar.

-¿Sabe donde se encuentra la calle San Just?, pues en la misma esquina hay un bar, ahí mismo nos encontramos-dijo el desconocido de voz suave y varonil.

-Sí, es donde está; ahora mismo voy para allá-eso era apenas unas calles de distancia de mi casa así que colgué el teléfono, cogí una de mis chaquetas me la puse y salí de casa sin decir nada a nadie, tampoco es que hiciese falta, mis padres estarían arriba tranquilos.

Ya en la calle eche andar apresuradamente para llegar cuanto antes junto a mi amigo pues era evidente que estaba borracho por culpa de la tonta chica de la que estaba enamorado, ahora me necesitaba como amiga, él pobre mío no sabía muy bien qué hacer, estaba desorientado ahora que la chica se le había escapado para siempre de las manos; porque una cosa era la teoría de alejarse de ella y otra hacerlo de verdad.

Y como no era de otra, ella decidió que un clavo sacaba otro clavo, porque dejar a Robert solo para irse con otro no era normal, se suponía que lo amaba… ¿Cómo pudo pasar?, antes adoraba que esto hubiese pasado pero sufría tanto mi Rob que eso era injusto, el se merecía ser feliz, era una buena persona.

Al llegar a la esquina el sol estaba en mitad del cielo proclamando el medio día y yo entré en aquel lugar lóbrego preparada para encontrarme con mi amigo medio tirado en el suelo debido a la borrachera pero aún estaba en pie, llorando sobre la barra como un bebe, reclamando su amor verdadero, diciéndole al cielo que no tenía derecho para ilusionarle con algo y luego mostrarle la dolorosa verdad como si lo mas importante, ese sentimiento que había no existiera.

Fui rápidamente hasta él y le mire a los ojos, mientras le tomaba la cara entre mis dos manos; tenía el blanco de los ojos lleno de líneas rojas mientras que su boca no era capaz de pronunciar bien mi nombre, su lengua se quedaba atrancada en el “-ria” de Victoria.

-Vamos Robert-alguien se puso a mi lado y puso a Robert derecho empujándome a un lado con cuidado, mientras nuestras pieles se rozaban.

Y fue como se decía, el contacto de tus propias yemas sobre tu piel no es especial, pero el de la persona indicada es capaz de dejarte sin aliento, y así fue, tan solo un toque basto para abrasarme.

Deje que él pusiera a Robert en pie y cada uno tomándole de un brazo para colocárselo tras el cuello, fuimos llevándolo hasta la salida, él podía andar pero aún así se resistía un poco a ello y se torcía constantemente.

Pase la otra mano por la cintura de Rob para agarrarlo mejor, así mi mano se aplasto entre el cuerpo de mi amigo y el del otro chico, del que ni siquiera sabía su nombre, la curiosidad me llevó a girar la cabeza e intentar mirarle aún con el cuerpo de Rob entre nosotros.

-Perdona, es que me has ayudado y aún no se su nombre-dije con voz queda, gire la cabeza para apartarla de su mirada antes de que me pudiese derretir por ella.

-Pues mi nombre es Laurent-le miré de reojo y vi una gran sonrisa de dientes blancos resaltando sobre su piel morena.

-Encantada de conocerle, ojala hubiese sido en otras circunstancias pero…-callé y me acerqué a Rob casi abrazándole, no sé porque lo sentía como un niño indefenso.

-Sí, bueno el places es mío Victoria-Laurent me ayudo a sacar a Robert del local y con lentitud y paciencia lo llevamos a su casa; como estaba relativamente cerca no pasó una hora antes de que llegáramos; casi era la hora del almuerzo.

Llame a la puerta de la casa de mi amigo, unos pasos apresurados se escucharon acercarse hasta que Jacob abrió la puerta de su casa; solamente miró a su hijo y después a Laurent y a mí, entonces no saludó y me relevó el puesto sosteniendo a su hijo él solo, lo llevó hasta la sala y lo dejó allí recostado mientras Nessie iba a por una taza de café.

Realmente nunca había pensado en que la mujer de la que Rob estaba enamorada tenía el mismo nombre que su madre, pero era evidente que ambas familias tenían un vínculo y que eso había afectado a todas las decisiones que ambos tomaban, tanto para ellos como para sus hijos mismos.

-¿Victoria, verdad?; gracias por haber traído a mi hijo a casa con tal borrachera, no era tu obligación así que de verdad gracias-dijo Jacob, él apenas sabía nada de mí y era mejor así, seguramente me conocía de lo poco que me había visto con su hijo o lo que el mismo le podía haber contado de mí.

-No se preocupe, él es mi amigo y hago lo mejor para él-sonreí y me disculpe para poder marcharme no antes sin besar la mejilla de Robert.

Cuando salí a la calle, Laurent me siguió sin saber muy bien qué hacer.

-No hace falta que me acompañe hasta mi casa, está cerca y los modales ahora mismo no están es mis prioridades-le murmuré mirando el suelo mientras avanzábamos por la calle.

-No se preocupes, el sitio hacia el cual me dirijo se encuentra en la misma dirección-contestó, el silencio nos rodeo y el sonido de nuestros pasos era lo único que escuchábamos, algún coche pasaba de vez en cuando por la calle y nos hacia levantar la mirada.

-Y bueno…-intento decir algo para romper el hielo, yo solo reí por el pobre intento.

-Si se está preguntando en su interior cual sería el tema idóneo para entablar una conversación con una desconocida, le doy el permiso para escoger el que gustes- dije entrecruzando mis dedos nerviosamente frente a mí.

-Bien, pues como puedo coger el tema que quiera y eso ya denota cierta confianza me gustaría también que nos tuteáramos-yo conteste con un escueto sí y el prosiguió con lo que quería decir-no es de mi asunto pero, ¿quieres a Robert?, porque el parecía estar emborrachándose por otra y no sería de mi agrado que te hicieran sufrir pareces demasiado vulnerable e inocente para ello-yo le miré de reojo, no era precisamente ni inocente ni vulnerable pero a eso no le iba a llevar la contraria.

-No, no lo quiero; es solo mi amigo, mi mejor amigo para ser mas exactas, y si que se emborrachaba por otra, y esa otra no me cae nada bien-dije eso ultimo para dejarlo claro, comentario por el cual rió pero asintió bajando los hombros.

-Me alegra…y lo siento pero siguiendo con las preguntas personales, ¿estás comprometida?-me avergoncé un poco por la pregunta pero obviamente se la iba a contestar pues no tenía nada de malo que no lo estuviera.

-No, no lo estoy-contesté simplemente.

-Eso me sorprende, alguien tan linda como tú…; aunque eso puede ser una buena noticia para mí, puedo cortejarte-me lanzó una sonrisa que me heló, casi dejándome sin respiración.

-Mmm..-no sabía si estar incomoda o sentirme alagada, quizás las dos a la vez, este tipo me atraía pero su modo de ir directo al grano me era un poco desconocido y bastante anormal entre los chicos de ahora.

-No te sientas incomoda, es lo último que quiero; quizás debería de invitarte a una comida a casa para que me perdones eso-era una mera excusa, pero me gustaba, le sonreí y asentí, no me daba miedo ir con él, aunque debiese pero yo no era una temeraria y sabia lo que hacía.

Cuando estábamos a punto de llegar a la entrada de mi casa, me cogió de la mano y me hizo girar en una esquina repentinamente, lo miré a los ojos pero los suyos estaban fijos en la calle, miraba entretenido los pájaros pasar sobre nuestra cabeza de vez en cuando o algún coche pasar a nuestro lado. Aún cogido de mi mano me hizo andar hasta una casa un poco más grande que la mía, no era de familia rica pero si algo acomodada y me sentí cómoda estando al lado de alguien que no se creía importante por el dinero que tenía o algún puesto superior, como si fuera de la realeza.

-Entra, hay una comida que nos espera-dijo mientras me hacia entrar en el porche de su casa.

Cuando una mujer abrió la puerta de su casa, él me hizo entrar a ella y abarcando todo con sus brazos me dijo.

-Bienvenida a mi casa-él se volvió a acercar a mí para tomarme de nuevo por la mano y me llevó hasta el salón donde comenzó nuestra amena charla que duraría horas.

martes, 24 de enero de 2012

VALNELIA Y DIANA

En esta entrada os voy a colgar más cositas sobre las muchachas que quedaron en segundo lugar en mi blog: Valnelia y Diana


VALNELIA



SinopsisEl Caribe, cuna de piratas, es un hervidero de actividad.

Los ataques son constantes y el peligro acecha en cada viaje.

La codicia arraiga en la mente de muchos, incitándolos a esa vida de saqueos y pillaje.

La astucia, el egoísmo, la traición… seducen los corazones de estas almas desdichadas, arrastrándolos a un desenfreno de sangre y alcohol.

Ingleses, holandeses, franceses y españoles luchan por un trozo del botín que supone poseer las riquezas de estas tierras.

El Lord Arioc, capitaneado por Dagon, surca las aguas de este mar conquistado, indiferente a esas luchas de poder. Es un pirata, y no responde ante ningún rey, despreciando incluso las propuestas más extraordinarias.

Su vida siempre estuvo regida por la honradez, la lealtad y el amor a su joven esposa. Ahora solo le queda la lealtad; a sus hombres, a su barco, a sí mismo.

Siempre fiel a sus principios, su código de honor no le permite cometer ciertas fechorías. Su barco se rige por normas que todos los de abordo deben aceptar y cumplir.
Bajo sus propias reglas, se desliza sobre el mar como un oscuro demonio de la noche, abordando cualquier mercante que se cruce en su camino. Adora la libertad que le ofrece su forma de vida, pocas cosas alegran ya su larga existencia.

Sólo Eslbeth, la única mujer que le planta cara, que no se amilana ante su imponente altura, y que es capaz de enzarzarse en una pelea a muerte con él, será quien devuelva la vida a su inerte corazón, duro como el granito desde mucho tiempo atrás.

Esa noche cometió un grave error, uno que cambiaría su vida para siempre. Y que la acercará más que nunca a su ansiada venganza.

Adéntrate en esta aventura, sumérgete en pleno S. XVII, déjate arrastrar por las olas de pasión que consumirán irrevocablemente a los protagonistas de esta historia de amor.

----oooOooo----


Corazón muerto

Sinopsis: Isabella Swan siempre soñó con el día de su boda pero nunca se puso a pensar que su esposo seria nada menos que Edward Cullen, un cadáver que por error desposo en el panteon de su iglesia. ¿Isabella se enamorara de Edward sin importar que él este muerto?


Os invito a que os paséis por sus blogs y leáis sus historias.

DISCULPA

Os pido disculpas por no haber colgado ayer el capitulo que pertenecía de María de su historia "Por y para siempre".
Pero entre que decían que con la ley Sopa no iba a haber Internet y que llegue a la hora de la cena a casa después de todo el día fuera no me dio tiempo ha hacerla. 
Espero que me disculpéis y lo entendáis.

domingo, 22 de enero de 2012

IMAGENES DE VICTORIA FRANCES

En esta entrada os dejo algunas imágenes que he encontrado en la red bajo el nombre de Victoria Francés.
Espero que os gusten y dejéis vuestros comentarios



sábado, 21 de enero de 2012

IMAGENES DE ANNE STOKES

Hoy en esta entrada os voy a dejar algunas imágenes que he encontrado en la red bajo el nombre de Anne Stokes.
Espero que os gusten y dejéis vuestros comentarios.




viernes, 20 de enero de 2012

LA TENTACION VIVE ARRIBA CAPITULO 2

Esta historia es mía.
Espero que os guste y dejéis vuestros comentarios 
Aviso el contenido no es apto para personas sensibles.


LA TENTACIÓN VIVE ARRIBA 
Summary: Ella será una famosa modelo con un gran secreto que acabara compartiendo con su vecino de abajo un apuesto empresario aficionado al montañismo y a la caza, sin haberlo planeado. Pero............. ¿Acabaran siendo algo más que vecinos?

CAPITULO 2: UNA FATÍDICA NOCHE PARTE 2

Apenas podía abrir los ojos y mucho menos moverme me dolía hasta la más mínima parte de mi cuerpo después de todo lo que seguramente me habían hecho esos imbéciles. Aunque después de quedarme inconsciente no se lo paso. Me sentía mojada y muy muy débil como si apenas quedara sangre en mi cuerpo

No podía ser que esa humedad que sentía en mi cuerpo fuera mi sangre, no podía y se era así, quería morirme.

-Tiene que haber alguien desangrándose cerca de aquí o muerto por haberse desangrado. Cada vez es mas fuerte el aroma de la sangre.- oí decir a un hombre

-Tienes razón Carlisle.- oí decir a otro hombre

-Ahí esta el cuerpo- oí que decía el primer hombre a la vez que note como me cogía la muñeca. Pero al ir a hablar volví a sentir como caí nuevamente en la inconsciencia y esperaba no mover a despertar.

CARLISLE POV

Volvíamos Edward y yo a casa donde nos estaba esperando mi amada Esme después de haber salido del hospital, cuando percibimos el aroma a sangre humana.

Así que nos detuvimos para seguirlo y ver de donde procedía. Primero por nuestro instinto aunque nos alimentábamos de animales y después porque nuestro deber como médicos era auxiliar a las personas que se encontraban heridas.

-Tiene que haber alguien desangrándose cerca de aquí o muerto por haberse desangrado. Cada vez es mas fuerte el aroma de la sangre.- le dije a Edward.

-Tienes razón Carlisle.

-Ahí esta el cuerpo- le dije a Edward en cuanto vi el cuerpo antes de entrar al callejón en el que se encontraba.

Pero cuando llegamos junto al cuerpo nos llevamos una gran sorpresa. Era una hermosa joven que por las ropas que llevaba aunque destrozadas se podía ver que pertenecía a una familia adinerada que se encontraba al borde de la muerte debido a lo que le habían hecho y lo sabía ya que  apenas tenia pulso.

-Carlisle, ¿esta muy grave?.- me pregunto Edward.

-Edward la han forzado y le han dado un buen golpe en la mandíbula. Además a perdido mucha sangre al ser forzada, si no nos damos prisa morirá- le conteste examinándola rápidamente.

-¿La vas a transformar?

-Si, puede ser tu compañera algún día o tu hermana como vosotros queráis. Así que vamos a llevarla a la casa. Llama a Esme y dile que vamos para allá con una mujer muy grave- le dije a Edward mientras la cogía entre los brazos y salía de allí todo lo rápido que podía al llevarla a ella hacia nuestra casa , mientras Edward iba a mi lado hablando con Esme.

Una vez Edward colgó el teléfono fuimos hacia la casa en silencio. En cuanto llegamos Esme nos estaba esperando en la puerta y ya había arreglado la habitación que habíamos utilizado cuando transformamos a ella para que la lleváramos directamente ahí.

-Cariño gracias por arreglarlo todo- le dije a Esme dedicándole un tierna mirada por un instante.

-No tienes que agradecerme nada, se el porque lo haces- me dijo Esme mirando disimuladamente a Edward a sabiendas que el podía leer nuestras mentes.- No te enfades hijo, queremos lo mejor para ti.

-No te preocupes Esme, os entiendo a Carlisle y a ti. No queréis verme solo.- le decía Edward a Esme mientras yo mordía a la muchacha para que comenzara su transformación, puesto que no podíamos perder más tiempo y esta intentaba moverse al sentir mis colmillos en su cuello sin conseguirlo.

-Ya esta, ahora hay que esperar.- les dije una vez me puse a su lado a esperar a que despertara. Nos iríamos turnando para poder seguir haciendo la vida que aparentábamos  para que los vecinos no se extrañaran de nada.

jueves, 19 de enero de 2012

IMAGENES DE LUIS ROYO

En esta entrada hoy os voy a dejar algunas imágenes que he encontrado en la red bajo el nombre de Luis Royo.
Espero que os guste y dejéis vuestros comentarios.

miércoles, 18 de enero de 2012

MI AMOR DESPRECIADO CAPITULO 12

Esta historia le pertenece a Kassi en su blog "Luz de cristal"
Espero os guste y dejéis vuestros comentarios

MI AMOR DESPRECIADO
Summary: 17 años pasaron desde que se vieron por primera vez, y esa sintonía que había entre sus corazones no se había destruido por nada, cuando el amor llegue a sus almas adolescentes ¿hará que ese equilibrio entre sus almas desaparezca al igual que su amistad? ¿O el amor hará mas fuerte esa conexión?...Secuela de Odiando a mi amado

Capitulo 12

POV Robert

Estaba sentado en casa de los Cullen desayunando como si fuera otro de esa familia, aunque casi lo fuera; era un poco extraño desayunar aquí después de haber pasado la noche durmiendo en la cama de Nessie pero como no habíamos hecho nada malo ni raro tampoco es que fuera un delito dormir allí mas si lo hacía por mi amiga.

En esas me estaba comiendo una tostada, con Edward a mi lado y Bella en el otro, mientras esperábamos a que James o Nessie bajaran por la escalera; el sonido de pisadas me avisaron y me gire instantáneamente para ver a Nessie bajando tras James, él lucia una gran sonrisa mientras que ella se esforzaba demasiado en aparentar ser feliz, una sonrisa más que falsa que yo captaba fácilmente al conocerla tan bien.

Ellos se pusieron a charlar al bajar las escaleras y yo hacía como el que no escuchaba mientras que ellos más bien discutían algo; por ello me giré hacia un lado para encontrarme con la mirada de Edward, debía preguntar qué medida había tomado contra aquel que la noche anterior acoso a su hija.

-Edward, ¿Qué paso con el borracho?-pregunte en voz baja para no molesta con mi pregunta a Nessie.

-Fue llevado al hospital para hacerle un diagnostico pero un par de policías esperaban allí para interrogarle por lo sucedido, según me dijeron tiene todas las papeletas para estar un buen rato a la sombra; espero que sean años entre rejas-contesto Edward mirando su desayuno, sus mejillas se habían puesto coloradas de cólera pero se controlaba tan bien como el solo sabia; para eso era Edward Cullen.

Asentí sintiéndome un poco mejor, no podía estar quieto si sabía que aquel hombre seguía en la calle sin tener ningún castigo, algo que no sucedería y menos con la víctima tomada para su acoso; la hija de el segundo medico más prestigioso de la ciudad, después de su padre mismo.

Tras de mí, el carraspeo de James llamo nuestra atención y los tres giramos a la vez para prestar atención a lo que era evidente que quería decir.

-Bueno Señor y Señora Cullen quería comunicarles algo-nos miro seriamente a los tres a pesar de no haberme nombrado a mí y tomo la mano de Nessie entre las suyas, ella miraba al suelo y pestañeaba demasiado.

-Yo voy a comunicarles que pretendo casarme con su hija, por ello señor Cullen le pido la mano de Nessie-mi corazón se paro por una décima de segundo y todo se volvió oscuro por los puntitos que comenzaron a nublarme la vista, después de eso tengo consciencia de que quise levantarme de mi sitio y partirle la cara como hice con el atacante de mi pequeña.

¡Dios, quería casarse con ella!, tenía tanta rabia contenida por ello que solo atine a boquear en busca de ese aire que me faltaba en los pulmones; mientras que me daba cuenta de que aún Bella no reaccionaba al igual que yo.

Edward se digno a contestar con un asentimiento y se levanto de su sitio para darle la mano al futuro novio y ahora prometido de su hija.

-Espero la cuides bien, o mejor de lo que ya lo haces o si no tendré que contratar a Robert como guardaespaldas y no dudes que lo haré-eso sirvió tanto de amenaza para él como alegría para mi, si fuera el maldito guarda espaldas haría que ese estúpido no tuviera esposa.

-Supongo entonces que felicidades-susurro Bella a mi lado tan incrédula como yo, era tan visible en apariencia como su hija y por ello pude observar que le gustaba tan poco la idea de una boda como a mí; esto no saldría bien y menos si era con él.

Bella puso una mano en mi hombro y tuvimos una mirada cómplice que pude traducir como un “lo siento”, y que a la vez me dejo ver que ella sabía perfectamente que yo amaba a su hija pero era bastante evidente en el fondo ¿no?; me levante de mi sitio sin más ruido y deje a Edward charlando con James, yo debía de salir de allí cuanto antes, debía calmarme y asimilar la información.

-Felicidades-murmuré abriendo la puerta de casa de los Cullen, ni siquiera mire a mi pequeña más de una vez, no podía ver su expresión, porque dolía.

Mi cabeza era una locura, podía ver que de nuevo estaba entre la posibilidad de ponerme de rodilla y pedirle a Ness que por favor viniera conmigo a algún lugar lejos de todo o esa posibilidad que siempre ganaba y mantenía por el bien de todos, esa que me hacia dejarla en los brazos de otros y que por eso ella próximamente seria de otro.

Salí corriendo de casa de los Cullen y mientras corría recordé porque todo esto me pasaba a mí; ahora esto se lo tenía que contar a Victoria la única que me podía ayudar o hacerme sentir mejor porque casi siempre me entendía y me consolaba como si fuera una hermana o una buena amiga, ella para mi ahora era casi imprescindible.

No atendía a razones, solo corría, no escuchaba los gritos de los conductores en sus coches por haberme metido en su camino sin mirar y ni siquiera me importaba si me caía de rodillas en mitad del recorrido de algo peor, solo quería llegar cuanto antes al lado de mi amiga y casi desvanecerme a su lado explicándole mi dolorosa situación, en esa que yo solo me había metido.

La puerta de su casa estaba cerrada cuando me gire a llamar a la puerta tras el camino accidentado que había tomado, toque la puerta con urgencia y con la misma rapidez con la que yo llamé, ella me abrió esperando lo que ya sabía que le diría, me lo veía en la cara estaba seguro de ello; por eso paso una mano por mi hombro y me obligo a entrar en su casa para sentarme en el sofá de la sala que se encontraba totalmente sola.

-Explícame que pasó ahora-me pidió, intento mirar mis ojos pero ya estaba inundado en lágrimas y no se dejaban ver.

-Ella se casará con otro, ya no la podré tener jamás, nunca será mía de verdad-dije con la voz desgarrada, me cubrí la cara con las manos y me eche hacía delante sintiendo como mi amiga se compadecía de mi.

-Robert, no llores; no te preocupes porque encontraras a alguien más, alguien que pueda ser mejor para ti que ella…si no estáis juntos es porque dios no lo quiso así-intento animarme Victoria, pero yo negué rotundamente quitando las manos de mi cara para mirarla a los ojos y contradecirla.

-No estamos juntos solo porque yo, estúpido que soy no quise…pero la verdad es que si quiero y no puedo vivir sin ella, entiéndelo…no se qué hacer-me seque las lágrimas, no podía seguir llorando en una casa ajena y además no quería ni mucho menos que ella se sintiera mal por mí, en realidad todo esto no se lo tendría que contar pues haría que ella se sintiese preocupada pero es que debía por mi bien desahogarme sentir una voz familiar mintiéndome, diciéndome que todo estaría bien cuando la verdad era que no sería nunca así.

-Rob, no te hagas sufrir, no te mereces esto; solo despreocúpate unos minutos para ver las cosas con más claridad ¿sí?-cogió mi mano entre las suyas y la acaricio sonriendo levemente, yo asentí solo que la única forma de la que podía hacer eso no era otra más que emborracharme y casi caer al suelo.

-Gracias Victoria; creo que será mejor que me vaya, te juro que me despreocuparé unos minutos aunque sea-ella asintió aunque no se le veía muy convencida de lo que yo le decía, de igual manera me dejo ponerme en pie y salir de su casa sin rechistar, tan solo me dio un beso en la mejilla de despedida y así de pronto como era me puse en camino hacia algún bar que estuviera abierto.

Cual fuera, donde una copa me esperaba para ser bebida después de otra y otra hasta no poder más y casi olvidarme de mi propio nombre. Por unos momentos pensé en mama la pobre solo sabría de mi por los Cullen pues había pasado la noche fuera de casa y me daba pena no haberla avisado quizás la podría haber asustado bastante pero ella me entendería perfectamente así que no me preocupe demasiado por eso.

De nuevo estaba en camino pero ahora si no sabía hacia donde, iba sin rumbo fijo buscando algún sitio donde tomarme una copa, creo que llevaba encima algo de dinero que me serviría para comprarme unos tragos; el primer bar que vi con un aspecto mugriento y viejo pero que me serviría para ahogar mis penas en unas copas fue uno que vi en la esquina de la calle “San Just”, en ese mismo me adentré y deje que mi mente volara por la atmósfera apestada de aquel lugar.

Me senté en uno de los taburetes y pedí una copa inmediatamente, el hombre mayor me entregó el vaso y le pague con una monedas, a mi lado un tipo de mi edad hacia lo que yo, beber mientras pensaba en lo suyo… ¿estábamos en la misma situación?

-La vida es un asco a veces-murmure sobre mi vaso de alcohol el chico de mi lado, moreno y de una altura considerable me miro con sus ojos de color marrones y asintió.

-Lo es-concordó bebiendo de su copa.

Yo me termine de un trago la mía y le pedí otra al hombre mayor, me la sirvió y de nuevo me cobró.

-¿Por qué piensas tu que lo es?-pregunto de repente el chico.

-Amor-respondí solamente, el asintió, sabía que no había más que decir allí.

-Sí, el amor es a veces un asco-dijo antes de tomándose su copa entera.

-Aja…-bebí más, ya casi acababa mis segunda copa cuando de nuevo hablo el desconocido.

-¿Cómo te llamas amigo?-me gire para mirarle y así contestarle.

-Robert ¿y tú?-le pregunte a su vez.

-Laurent, encantado de conocerte en tiempos como este en el que el mundo se te viene encima solo por una mujer-dijo girándose hacia mí, yo no supe que decir, todo era tan loco que ya no podía pensar con sensatez que quería decir cualquier frase.

Terminé de beberme la copa y pedí una tercera que comencé al instante.

-Eso solo que…no puedo vivir sin ella-dije mirando en las profundidades de mi vaso con la espuma se consumía.

-Yo también he sentido eso y sé que no es fácil así que no te voy a aconsejar porque solo tú mismo sabes lo que tienes que hacer-dijo sin más, me sonó profundo y sincero, él había sufrido y por ello conocía mi tormento.

El alcohol ya comenzaba a hacer efecto, notaba el ambiente más caliente y una sonrisa tonta se alargo por mis labios, eso era lo mejor no seguir pensando razonablemente solo beber, beber y mas beber.

Trague con unos sorbos mas mi tercer vaso y pedí un cuarto, la habitación se había movido un poco y comenzaba a tener un nudo en el estomago, mi respiración se volvió difícil y mi cabeza voló sobre mi cuerpo haciendo que yo dejara de pensar en Nessie.

-Tío…me tendré que comprar un traje para la boda-escuche que yo mismo decía aquello y reí, sonaba como muy…menos yo.

-¿Para qué boda?-pregunto el otro.

-Paaara…la de mi amor con el otro tipo…essseee-me moví hacia delante y tome mi copa bebiendo más-ese que me la quitó-reí y solté la copa de un golpe seco sobre la barra.

-Ah…creo que deberías dejar de beber, ¿quieres que te lleve a casa?-me hablo Laurent.

-Nooooo!, bueno…sip!-asentí, bebí lo que me quedaba de la copa y me mordí el labio-es todo tan…hay…vámonos-dije acercándome a él.

-¿A dónde?-pregunto él.

-Nah…mejor llama a Victoria paaaraaa que se venga-dije riendo, prefería una compañía como ella.

-Claro…será mejor que te recoja ella, espérame-fue a la barra y le pidió al hombre su teléfono, después se acercó a mí y me pregunto su número.

-Su número es…-se quedo esperando y yo comencé a recordar, haber si en algún rincón de mi mente fuera de toda la bruma del alcohol conseguía encontrar su número telefónico.

-Ps…apunta-grite-es…..-
_____________________________

martes, 17 de enero de 2012

VALNELIA Y DIANA

En esta entrada voy a colgaros más cositas sobre las muchachas que quedaron en segundo lugar en mi concurso.

Como ya os dije en la entrada anterior su blog esta enfocado básicamente en las historias que escribe y hoy os voy a dejar la sinopsis de otra de ellas.

Sinopsis:
La vida puede cambiarte en cuestión de segundos. Yo misma soy la prueba viviente de ello. ¿Viviente? Bueno, no podría asegurarlo, aunque mi corazón sigue latiendo, ya no soy la que era antes de aquella maldita noche.

Todo ha cambiado desde entonces. Mi vida… o no vida, también.

Y el culpable de todo es ese condenado idiota. Capullo insoportable…

Necesito hacer otro cambio, necesito alejarme del pasado para comenzar un nuevo futuro. Incierto… inseguro. Desconocido.

Por alguna extraña razón, soy diferente a ellos. Una exquisita pieza para coleccionistas… única y exclusiva. No, no pienso convertirme en un preciado objeto para ellos.

Y debo aprender a tener bajo control mis nuevas habilidades.

Soy constante, y me tomo muy en serio mí trabajo.

Chicos malos… tened cuidado. ¡Esta zorra anda suelta por la ciudad!

Y soy mortalmente peligrosa… Condenadamente letal.

Recuerda una sola palabra… Nelhyam.

Cuando todos duermen, yo sigo despierta... Me gusta la noche… Disfruto con ella.

Los humanos, ignorantes de la verdad, viven sus vidas, felices, sin conocer el verdadero peligro que les acecha...

Lástima, 'Ellos' cometieron un error al mostrarme quienes son... ahora se han condenado.
Pero antes debo dominar a esa bestia que posee mi mente y mi cuerpo cuando siente el peligro.

Sólo puedo añadir… que se preparen. Porque voy a por ellos.


En su blog comparte sus historias con nosotras y hoy os voy a hablar un poquito de otra.

Alguien especial

Sinopsis: El dolor de Isabella Swan termina una noche cuando en sus sueños conoce un pegaso llamado Heliot, desde entonces Bella piensa que ya no necesita nada para ser feliz pero gracias a Victoria, Bella perderá lo que mas a querido en la vida.


Promesa de amor

Sinopsis: Cuando era niña, Bella se había enamorado de otro hombre llamado Eduardo pero algo ocurrió y los separaron, ahora después de muchos años se vuelven a encontrar en una cena, ahora Bella y Eduardo estarán de nuevo frente a frente ¿Que ocurrirá?

lunes, 16 de enero de 2012

POR Y PARA SIEMPRE CAPITULO 19

Esta historia le pertenece a María del blog "Letras de hielo y fuego".
Espero os guste y dejéis vuestros comentarios.
POR Y PARA SIEMPRE 

Summary: Bella pierde a su familia en un accidente, cuando se va a vivir con su tía se encuentra con un nuevo chico en el instituto, pero pronto se dará cuenta que no es como los demás, es como ella.. diferente.

CAPITULO 19

Íbamos en coches separados. Porque aunque no lo dijimos, no teníamos pensado regresar. Y mientras seguía a Edward por la amplia autopista, y observaba las claras playas y las aguas color azul oscuro, mi corazón se lleno se gratitud. Me sentía feliz de ser tan afortunada por vivir en ese lugar, y por poder llamarlo hogar. Pero en ese momento, recordé como había acabado ahí.. y la felicidad desapareció.

Edward hizo un giro rápido, y yo me estacioné, en un lugar junto a él. Sonreí cuando se dio prisa para salir de su coche, para abrir la puerta del mío. Me agarró de la mano, y me ayudo a salir del coche.

-Has estado aquí alguna vez?- preguntó.

Yo negué. Aunque había escuchado hablar mucho sobre la Push, nunca había ido.

-Se que dijiste que no tenias hambre.. pero tendrías que probar los batidos de esa heladería, son los mejore. Sobretodo el de dátiles, o el de chocolate con cacahuetes. Yo invito.

-Dátiles? Eso suena.. asqueroso- dije mientras hacía una rara mueca.

Edward se echó a reír, y me llevo cogida de la mano hasta la heladería, donde compró dos batidos, de los sabores que me había recomendado. Cuando pagó, nos fuimos a sentar en un banco pintado de azul, donde contemplábamos las aguas.

-Bueno.. y cual es tu favorito?- preguntó

Los provee una vez mas, pero los dos eran tan espesos y cremosos, que quite la tapa del vaso, y utilice una cuchara.

-La verdad, es que los dos me encantan. Pero por sorprendente que parezca, creo que me gusta más el de dátil.

Pero entonces, cuando le pase el vaso a Edward para que probara él también el batido, negó con la cabeza, y lo rechazó.

Entonces, me di cuentas que había algo raro en Edward. No era su magia, o en la rápida forma que tenía de desaparecer, si no que nunca lo había visto comer.

Cuando esa idea apareció en mi cabeza, él alargo su brazo, y cogió el baso para dar un sorbo de aquel batido de dátil. Cuando se inclino para besarme, sus labios eran fríos como el hielo.

-Bajemos a la playa, si?- dijo mientras me daba la mano.

Nuestros hombros chocaban una y otra vez, mientras nos pasábamos los batidos, aunque.. yo era la que mas bebía.

Cuando llegamos a la playa, nos quitamos los zapatos, y nos remangamos el bajo de pantalón, para así poder andar por la orilla, y que nuestros pies pudieran tocar las gélidas aguas de la playa de la Push.

-Has
echo surf alguna vez?- preguntó

Negué

-Te gustaría aprender?

-Aquí?- pregunte mientras me miraba los dedos de los pies que ya estaban azules, gracias a las frías aguas- no gracias.

-Bueno.. podríamos usar los trajes de neopreno.

-Mmm.. no- le conteste riendo.

Edward cogió mi mano, y nos alejamos de la orilla de la playa, y nos adentramos en una cueva natural.

-No tenia ni idea que había una cueva aquí- le dije mientras me fijaba en las lisas paredes, la arena recién rastrillada, y un montón de toallas apiladas en un rincón, junto una tabla de surf.

-Nadie lo sabe, por eso guardo mis cosas aquí. Como se camufla entre las rocas, cuando la gente pasa por su lado.. no se ve. Aun así la mayoría de las personas, pasa toda su vida sin ver lo que tienen delante de las narices.

-Y como la descubriste tú?- le pregunté mientras me sentaba en una enorme manta azul que había extendido.

-Supongo que no soy como la mayoría de las personas- contestó mientras se encogía de hombros.

Edward se tumbo a mi lado, y luego tiró de mí, para que yo hiciera lo mismo. Se me quedó mirando tan fijamente y durante tanto rato, que no pude evitar ponerme nerviosa.

-Porque te escondes tras esos pantalones holgados, y esas sudaderas con capucha- susurró mientras colocaba un mechón de pelo tras mi oreja- no sabes que eres hermosa?

Aparte la mirada. Me gustaba gustarle, pero quería que se callara. No quería explicarle porque era lo que era. Una lágrima rodó por mi mejilla, y me di la vuelta para que Edward no la viera.
Pero me sujetó con fuerza, para que no me pudiera mover. Con sus labios limpio esa lágrima, y luego los posó sobre los míos.

-Bella..- susurro con voz ronca

Edward cambió de posición, y se situó encima de mi. El peso de su cuerpo, me regalaba una agradable calidez, que poco a poco se convirtió en fuego.

Deslice mis labios por la barbilla de Edward, hasta llegar a su cuello, y comencé a jadear cuando Edward empezó a mover las caderas en círculos sobre las mías, despertando los sentimientos, que tanto me había esforzado por mantener ocultos. Pero ya estaba harta de ocultarlos, quería volver a ser normal. Y que había mas normal que eso?

Cerré los ojos, cuando me quitó la sudadera. Me rendí cuando Edward empezó a desabrochar el botón de mi pantalón, antes de quitármelos. Me permití sentir la presión de su mano y sus dedos, diciéndome a mi misma que esa maravillosa sensación, esa euforia que invadía mi interior, solo puede ser una cosa. Sólo puede ser: AMOR.

Pero cuando noté que los dedos de Edward agarraban el elástico de mi ropa interior, me incorpore de golpe, y lo alejé de mi. Había una parte de mi, que quería continuar besándolo, abrazándolo, y.. pero en ese momento no, no ahí, ni de esa forma.

-Bella..- susurro Edward mientras sus ojos intentaban encontrar los míos. Yo negué con la cabeza y aparte la mirada. Sentí el maravillosa calor que irradiaba su cuerpo en mi piel y sus labios en mi oreja cuando dijo:- no pasa nada. De verdad. Ahora duerme.

··························

-Edward?- dije mientras parpadeaba en la penumbra, y exploraba con mis manos el espacio vació que hay a mi lado. Palpe la manta una y otra vez, hasta que me convencí a mi misma, que él no estaba ahí- Edward?- repetí mientras examinaba la cueva

El lejano ruido de las olas, fue la única respuesta que recibí.

Me puse la sudadera, y salí fuera. Examine la playa a la luz tenue del atardecer con la esperanza de poder encontrarlo.

Pero como no lo vi en ningún sitio, volví dentro de la cueva. Allí encontré una nota que ha dejado encima de mi mochila, la desdoble, y la leí:
He ido ha hacer surf.
Volveré pronto.
E.
Salí corriendo de la cueva, y recorrí con la mirada la orilla de arriba a abajo en busca de algún surfero, de uno en particular. Pero.. los dos únicos que vi, eran tan morenos y bronceados, que estaba claro que ninguno de ellos era Edward.

----------------

domingo, 15 de enero de 2012

NOCHE DE RELATOS EN EL BLOG NOCHES VAMPÍRICAS!!!

En esta entrada quería contaros sobre el blog Noches Vampiricas en el que colaboro con Gisela y Nina-Neko.

En este cada día de la semana lo dedicamos a un tema diferente; Portadas, ilustraciones, mitos, libros, películas…

Pero los viernes lo dedicamos  a relatos que nos gustaría que nos enviarais vosotras/os, los lectores. El blog recién empieza, por lo cual aún no tenemos publicaciones para los viernes, por lo que si os gusta escribir sobre Vampiros (solo vampiros, no importa la temática: romántica, terror, erótica, trágica, etc),  nosotras gustosamente publicamos vuestro relato. Podéis mandarnos vuestro relato a nuestro mail:
noches.vampirica@gmail.com

(Para ver los requisitos para mandar vuestro mail hacer clic sobre la siguiente imagen)


¿Quieres publicar tu relato vampírico en nuestro blog? Entonces, ¿a qué esperas?

sábado, 14 de enero de 2012

IMAGENES DE VICTORIA FRANCES

En esta entrada os voy a dejar algunas imágenes que he encontrado en la red bajo el nombre de Victoria Francés.
Espero os gusten y dejéis vuestros comentarios.