domingo, 7 de noviembre de 2010

MI PRIMERA VEZ


Llevaba apenas unas semanas en Forks con mi padre y ya conocía el secreto de los Cullen y estaba locamente enamorada de Edward y dispuesta a que todos lo aceptaran, le pesara a quien le pesara.
Hoy había quedado con Edward después de comer para dar un paseo por el bosque mientras él me contestaba a lo que yo quería y ya casi era la  hora de que llegara a por mí.
Tocaron a la puerta y fui abrirla todo lo rápido que pude.
-Hola, ¿estas lista?.- me pregunto Edward apoyado en el marco de la puerta.
-Hola, claro que estoy lista.- le dije mientras cogía mi bolso y cerraba la puerta de la casa.
-¿Por donde quieres que vayamos?.- me dijo mirándome a los ojos, provocando que mi cuerpo reaccionara……como se me…….excitara…….
-No se por donde tu quieras.- le dije sin poder desviar los ojos de todo él era tan hermoso.
-Por aquí mismo.- me dijo señalando hacia nuestra derecha.
-De acuerdo, vamos.- le dije caminando hacia el bosque pero a los pocos pasos de entrar entre las ramas de los árboles, me tropecé y casi caigo de bruces. Pero Edward me cogió.
-Te has hecho daño, te encuentras bien?.- me pregunto Edward ayudándome a sentarme en una rama cercana a nosotros.
-Si, es que si eres torpe tanto obstáculo no ayuda mucho a caminar.- le dije sin mirarlo.
-Vale, pero nos vamos para mi casa y Carlisle te revisara ese pie.- me dijo tendiéndome la mano para que me levantara y con la otra señalando mi pie derecho.
-No. Estoy bien y tenemos que seguir hablando.- le dije levantándome.
-No estas bien, tienes el susto de verte en el suelo en el cuerpo y nos vamos a mi casa.- me dijo cogiéndome por la cintura y dirigiéndonos hacia mi casa y hacia mi camioneta.- Las llaves, por favor.- me pidió mientras me abría la puerta del copiloto para que me subiera.
Llegamos a su casa y subimos a su dormitorio ya que no vimos a nadie en la casa. Aunque a decir verdad mis pensamientos se habían empezado a dirigir a un tema…….sin que yo quisiera…..Edward era tan apuesto, tan seductor, tan varonil…. Pero yo sola me había metido en la boca del lobo.
Primero enfrentándolo para saber que realmente era un vampiro.
Segundo porque estaba locamente enamorada de Edward.
Y tercero porque no me importaba morir en sus brazos si no era capaz de contenerse ante la llamada de mi sangre.
Cuando Edward se acerco a mi, debería haber sentido miedo, al ver eso y saber que estábamos solos.
Sin palabra alguna me rodeo con sus brazos y me estrecho contra el.
Gemí sin querer, presa de la emoción ante su acercamiento y acerque mi rostro al de el.
El beso comenzó tierno, suave pero se fue convirtiendo urgente, necesario, furioso, lleno de deseo……..
Nuestros labios y nuestras lenguas se movían ansiosos, desesperados por el deseo irrefrenable que nos hacia querer mas del otro.
Las manos de Edward se deslizaron suavemente por mi espalda, haciéndome estremecer. Sus labios recorrieron mi cuello a la vez que trago fuertemente. Estaba dejándose llevar por su lado humano, aunque su sed era insoportable.
Pero ante el deseo carnal y el amor que fluía en el ambiente en ese momento, Edward era incapaz de morderme.
Nuestras ropas cayeron al suelo con un ruido apagado sin apenas darnos cuenta.
Al calor de la calefacción y de mi cuerpo Edward se sentía mas humano que nunca desde que lo transformo Carlisle mientras dibujaba caminos de besos por todo mi cuerpo, y me tumbaba sobre la cama que había puesto en su habitación tras conocerme.
Yo gemía  y me movía, pidiéndole más y Edward ya no era capaz de contener mas su deseo, ni sus hormonas tanto vampiricas como humanas, por lo tanto sus labios fueron descendiendo hacia mi zona más sensible haciéndome arquear mi espalda. Ante eso Edward deshizo su sendero de besos, volviendo a mis ansiosos labios. Me gustaba que no fuera tan cuidadoso en esta situación como siempre era.
En mis labios el beso se convirtió mas violento, dando a entender que su sed iba en aumento, a la vez que intentaba controlarse para no acabar con mi vida y arrepentirse por su eternidad.
Entonces con un rápido movimiento rozo mi entrada y poco a poco entro en mí. Mi interior lo estaba esperando desde que lo conocí, estaba húmedo y caliente provocando un estremecimiento en Edward y en mí.
Nuestros cuerpos se habían unido y estaban conectando con movimientos rítmicos y acompasados para que mi cuerpo se fuera adaptando al suyo.Una vez que nos adaptamos el uno al otro sus movimientos se convirtieron mas bruscos y rapidos.
Cuando sintió que me comenzaba a estrechar a su alrededor aumento aun mas el ritmo de sus embestidas provocando que de nuestros labios salieran sonidos incomprensibles, quería que llegáramos juntos a nuestro primer orgasmo en nuestra primera vez, y asi fue.
En este momento tan magnifico para ambos, yo mordí su hombro suavemente, provocando que su sed aumentara hasta el punto de llevar sus labios a mi cuello, con la intención de morderme. Pero no pudo, su amor hacia mi y el pensamiento de dolor por perderme lo hizo fuerte y no fue capaz de acabar con mi vida o de condenarme a una vida como la que el llevaba viviendo tantos años, aunque a mi no me importaba.
Su cuerpo ansiaba más de mí, ya que sus hormonas aun estaban muy excitadas, pero sabía que mi cuerpo no podía más, estaba exhausto.
Su lado humano que había renacido al conocerme lo hacia débil y a la vez egoísta ya que su corazón muerto había vuelto a latir, y me salvaba ante la llamada de mi sangre, a su naturaleza vampirica.
Me miro y comprobó que me había quedado dormida y ya no respiraba entrecortadamente ante lo que acababa de suceder. Me cubrió con las ropas de la cama y se fue a cazar antes de que llegara su familia y notara además de su aun notable excitación por parte de Jasper su sed apremiante, por el hecho consumado hacia escasos minutos.
Volvió después de una medio hora aproximadamente con su sed saciada aunque su deseo aun encendido.
Cuando entro en su dormitorio donde yo me encontraba durmiendo se encontró con su familia que me observaba durmiendo sin ropa alguna en la habitación de Edward, conociendo todo lo sucedido por Alice y aceptandolo sin mirar a nadie.

9 comentarios:

  1. Pues vaya pillada, jajajajaja
    mira que estar todos ahi mirando a Bella en pelotas, jajaajajaj eso me hizo gracia, y que bien describes la situacion, senti cada una de las caricias y de los roces, muy oportuna Bella en hacerse daño en el pie ¿no?
    kakjajajajaajaja
    bueno cariño como todo lo que haces te quedo fantastico y sublime, un beso enorme en agradecimiento
    Irene Comendador

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Pasé para saludarte y decirte feliz semana..Espero q pasas bien..Tienes premios en mi blog,espero q te gusta..besos obscuras
    att:Angy((^Out of the Blue^))

    http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/11/premios-para-domingo-lleno-de-mordidas.html

    ResponderEliminar
  3. jajaja, me encanto
    y bastante detallado he
    a se me olvidaba,te e enlasado a mi blog:
    un-diario-perdido.blogspot.com
    un beso y una vez mas: me encantoooooooo

    ResponderEliminar
  4. uff si q estuviste inspirada para escribir esto...
    Me encantó siento tanto calor!!!

    ResponderEliminar
  5. me encanto!!!!!! ayyy que calor me voy a poner en la eladera aver si me enfrio un pokito
    querida lo lograste. (no todos los lemons logran subirme la temperatura!

    ResponderEliminar
  6. uff!!!
    mariii!!!!!
    me ha dado calorr!!!!
    hahaha.... ufff!!!!
    jojojoj... lo amee!!!
    me encanto!!!
    me dio risa lo de tener a Bella pillada desnuda... mira q Edward mas... apasional!!!!
    bueno... besos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Huyyyyy me ha gustado..bravo .mi vampiro,,

    ResponderEliminar
  8. este si me agustado mucho! buen lemon! bastante detallista, lograste que me imaginara todo!
    jaja me dio risa que el resto de los Cullen los descubriera xD
    fue lindo y tierno para ser la primera vez, pero a la vez muuy hot! sigue escribiendo asi!

    ResponderEliminar
  9. aaajaa! como los pillan? y a bella desnuda!
    jajjajajaja dios como me rei
    estuvo muy ardiente este lemon
    besos querida

    ResponderEliminar