miércoles, 14 de marzo de 2012

MI AMOR DESPRECIADO CAPITULO 20

Esta historia le pertenece a Kassi en su blog “Luz de Cristal”
Espero que os guste y dejéis vuestros comentarios.

MI AMOR DESPRECIADO
 SUMARY: 17 años pasaron desde que se vieron por primera vez, y esa sintonía que había entre sus corazones no se había destruido por nada, cuando el amor llegue a sus almas adolescentes ¿hará que ese equilibrio entre sus almas desaparezca al igual que su amistad? ¿O el amor hará mas fuerte esa conexión?...Secuela de Odiando a mi amado

CAPITULO 20

POV Edward

Me levanté con una opresión en el pecho; por eso sentía que algo iba mal y lo sabía, lo sentía en mi piel; así que mire a mi lado en la cama buscando a mi mujer para asegurarme de que estaba bien y allí estaba mirándome risueña. La luz ya traspasaba el cristal de la ventana así que me puse en pie pues debía prepararme para ir a trabajar.

Ella me besó tiernamente y me dejo ponerme en pie para vestirme; como cada mañana llamaría a mi hija para que se vistiera pues debía seguir con sus estudios independientes en casa junto a su tía Alice así que fui al cuarto de Nessie y llame a su puerta pero nadie contesto con el típico “ya voy” de cada mañana si no que todo quedó en silencio.

Llamé de nuevo pensando que aún estaba dormida o que se sentía mal y por eso no me había contestado pero nada, nadie me atendía; así que abrí la puerta de su cuarto y mi sorpresa fue máxima cuando me di cuenta de que allí no había nadie.

La cama estaba deshecha y el armario abierto, dentro no había casi nada de toda su ropa, faltaban sus vestidos cómodos y mas favoritos…en ese instante me puse demasiado nervioso como para pensar. Pero cuando entendí lo que significaba aquello, el alma se me cayó al suelo y la sangre se me heló en las venas ¿Dónde estaba mi hija? ¿Dónde se había ido escapando de todo?

Salí de su cuarto a toda prisa con nerviosismo para ir a por Bella y decirle lo que pasaba, pero cuando entre a nuestra habitación vio en mi cara que pasaba algo grave y se puso en pie preguntándome con la mirada el que.

-Nessie, no está en casa y falta la mayoría de su ropa-murmuré mirándola a los ojos.

-¿Cómo?-ella se alarmó y se puso la ropa a toda prisa, respirando agitadamente, tomó mi mano rápidamente y bajamos por la escalera para coger el teléfono que había en una de las mesas de abajo, tomé el teléfono y marque el número de James, el pitido del auricular me ponía más nervioso por momentos.

-¿Si?-contestó el prometido de mi hija.

-¿Esta Nessie contigo?-pregunté.

-No, ¿Por qué? ¿Qué pasa?-pregunto él a su vez.

-Ella no está en casa-conteste, pero no le dije nada mas, no quería que él se asustara; yo buscaría a mi hija, no se podría haber ido sola así que estaría con… ¿Robert quizás?

Ellos tenían un vinculo especial que a pesar de haber estado en peligro aún existía entre ellos, así que el debía de estar con ella o saber sobre su paradero.

-¿Quieres que haga algo?¿llamo a la policía?¿la busco?-pregunto de nuevo James.

-No, no te preocupes James debe de estar con su tía Alice preparando la boca, solo que no nos  avisaría al irse-mentí, Alice no estaba con Nessie porque ella siempre venia a buscarla y además siempre se aseguraba de que yo lo supiera, sin contar con que intentaba que Bella se apuntara a aquellas salidas.

-Está bien Edward, luego nos vemos-se despidió así y colgó.
Mire a Bella, cuando lo hice ella seguía mirándome ahora sin saber que hacer.

-Creo que buscaremos en casa de Robert-murmure abrazándole.

-Está bien, pero no se puedo creer que se haya escapado nuestra niñita-murmuró abrazándome.

Cuando sonó de nuevo el teléfono, rápidamente fui a por él y Bella se puso a mi lado para intentar escuchar algo de la nueva conversación.

-Al habla Edward Cullen-contesté esperando que me contestaran rápidamente, puesto que pensé que podría ser mi hija o quizás Robert.

-Hola, Edward-respondió la voz de Jacob, me decepcione un poco hasta que pensé que jamás llamaba a esas horas, algo debía de saber…- tengo un pequeño problema, o uno grande no sé muy bien cómo calificarlo, verás es que mi hijo no está en casa, amaneció y simplemente había desaparecido al igual que su coche, quería hablar con Nessie para saber si sabe algo sobre él; si no es así tendré que hablar con Victoria.

-¿Roberta tampoco está en casa?, Nessie no está aquí…-Bella me miró intensamente, había escuchando todo, sabía que estaba pasando o por lo menos tenía una ligera idea de ello pero yo no sabía el porqué de aquello.

-¿En serio?, deben de haberse ido juntos, los conozco lo suficiente como para no ser estúpidos e ir cada uno por su lado, solos…-dijo Jake serio.

-Sí, es cierto pero ¿Por qué se escaparía mi hija, cuando está a punto de casarse?-y en ese momento una idea descabellada se me vino a la mente; no podía ser.
Mire a Bella a los ojos rogando porque ella no hubiese cometido aquel error, pero si sabía que si y que no había vuelta atrás, el destino estaba sellado y ella tenía su corazón en otro lado.

-Bella, dime por favor lo que me escondes…Nuestra hija…está enamorada de verdad ¿cierto?-le pregunte ignorando a la Jake al otro lado del auricular.

Obviamente decía enamorada, pues yo sabía que ella no amaba de verdad a James, se le veía en la cara, en su mirada, en tantos días que habían pasado juntos y en los que ella no había tenido una sonrisa verdadera para él aunque el parecía ignorar aquel hecho.

-Edward…yo…es solo algo que pienso, quizás este en lo equivocado pero creo que nuestra hija ama a Robert, eso me pareció y siendo sinceros aunque se hayan criado como hermanos no lo son, están hechos el uno para el otro y si ella ha decidido escaparse es para no cometer el error de no casarse con alguien a quien verdaderamente no ama, y eso deberías de saberlo y entenderlo bien…-ella se puso colorada seguramente recordando momentos pasados, pero aquello fue distinto en el fondo me gustaba algo de ella, en el fondo quería verla aunque me aferraba a Tanya en aquel momento.

En el otro lado del auricular hubo una tos estruendosa que seguramente era para llamar mi atención así que volví a ponerme el auricular en el oído.

-Dime…-le apremié.

-Deberíamos buscarlos, seamos sensatos aunque se hayan escapado, Nessie tiene que hacer las cosas bien y decirle a James que no lo ama si es así y que no se quiere casar con él, y pues…si ellos lo desean yo le doy permiso  a Robert para tomar la mano de Nessie solo haría falta tu permiso Edward, si de verdad se aman lo harán de la forma correcta-dijo Jake, todo parecía muy sensato solo que la verdad me daba mucha pena por James pero debía ser así, debíamos hacerlo bien y no dejar que mi hija se escapara y estuviera con Robert o incluso se casaran de incógnito por ahí, sin familia, ni invitados, ni un verdadero cura que bendijese ese matrimonio.

-Si, ¿pero donde los buscamos?, no tenemos ni idea de por dónde empezar-le dije suspirando.

-Claro que si, llamare a Victoria ella debe de saber algo sobre donde fueron...aunque sea solo una pista podrá darnos; así que ya puedes salir de esa casa tuya hacia la mía-dijo antes de colgar, yo sonreí por su modos de tratarme, eran producto de años de conocernos bien; pero como el mandó colgué el teléfono y tomé de la mano a Bella antes de coger las llaves y salimos de casa a toda prisa hacia la de Jake que quedaba unas calles más debajo de la nuestra, fuimos casi corriendo y llegamos en unos minutos.

Llamé a la puerta y cuando me abrió Rennesme la mujer de Jake le salude, fui hasta el salón y vi a Jake al teléfono hablando con la que suponía seria Victoria.

-Sí, pero dime por favor si lo sabes… ¿Dónde está?-murmuro Jake en una especie de suplica.

Hubo un pequeño silencio antes de que Jake contestara otra vez al teléfono.

-Bien pues si no sabes el lugar exacto me vale con que me digas donde más o menos tenía pensado ir-eso fue lo que basto que dijera para que ella soltase información relevante sobre el paradero de nuestros hijos.

-Muchas gracias Victoria, de verdad-tras eso colgó el teléfono y nos miró a la cara.

-Ellos se fueron a una casa cerca de la playa, según lo que me contó Victoria solo puede ser la que utilizamos las dos familias solo cuando queremos un poco de tranquilidad, ellos deben de estar allí ahora-asentí, iríamos allí de inmediato.

-Iremos en mi coche-sentenció Jake, yo no me opuse a ello así que tomamos las llaves de su coche y entramos, sin más pusimos rumbo a aquel lugar, puesto que a aquellas horas llegaríamos a la hora de comer.

-Creo que nuestros hijos nos están demostrando lo que verdaderamente es importante para ellos-murmuro Bella a mi lado para todos los allí presentes en el coche.
Jake aumentó la velocidad del automóvil para disminuir el tiempo de llegada.

-Si es cierto, y yo desde luego no me opondré a lo que tienen ellos dos-murmuro Rennesme.

-Si es que tienen algo-intervino Jake.

-¿Aun lo dudas?-le pregunte riendo-creo que a quedado bastante claro después de todo, que ellos se quieren, o por lo menos se han escapado de casa, lo han dejado todo atrás a conciencia, sabedores de lo que dejaban…y ¿aun dudas de su amor?, yo por lo menos mientras corría por la calle porque mi hija había desaparecido en una aventura de amor con tu propio hijo, pensé y me acostumbre a la idea de que sean una pareja en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada