miércoles, 20 de abril de 2011

DESCUBRIENDO A LOS VULTURIS CAPITULO 13

Esta historia es de Kassi cuyo blog es http://kassicrepuculera.blogspot.com 
Espero que os guste y dejéis vuestros comentarios.

DESCUBRIENDO A LOS VULTURIS
Summary: Bella es una vampira en el grupo de los vulturis ¿Qué hará cuando la manden a destruir a los Cullen por un secreto?

CAPITULO 13

POV Bella.

-Ya sé que esto puede parecer raro pero…no puedo ir con vosotros, mi sitio está aquí-conteste 

Demetri ansiando con fuerza la mano de Tanya. La cara de la rubia se ilumino, justo cuando abrazo a Demetri.

Fue alto totalmente desconcertante para mi, nunca creí que vería a Demetri así, abrazado y feliz.  Ya me dio igual que tuviésemos que ir a por ese Hayaqui sin él, solo me importo su felicidad, la felicidad de ese hombre que parecía ser una bestia y acabo siendo un héroe.

-Vamos-le murmure a Edward, que se encontraba a mi lado pensativo.

-Demetri que te vaya bien en tu vida, estoy segura de que esta no será una despedida definitiva-murmure sonriendo antes de darme la vuelta y llevarme conmigo a todos los Cullen.

Dejaba atrás un nuevo futuro para mi amigo, una vida que después de todo se merecía, y yo andaba en busca de un futuro parecido.

Edward me cogió la mano, me sonrió, infundandome valor y fuerzas, mientras que corríamos junto a su familia.

Hayaqui estaba a 3 días de donde estábamos, según las visiones de Alice, los recuerdos de Jasper y las pistas de los Denali…Todos se habían unido para ayudarme, esto era realmente increíble, tanto tiempo sola y resulta que los Cullen eran mi salvación desde el principio.

Corrimos exactamente durante 3 días y medio, removiendo cielo y tierra por una sola pista que nos pudiera asegurar el paradero exacto de Hayaqui, el tan conocido Vampiro que aparecía y desaparecía sin remedio.

Tras muchas visitas, supimos su verdadero paradero, Canadá. Un bosque del norte de Canadá estaba plagado de gente como Hayaqui, vampiros sin remedio y con una vida libre de leyes.

Aquel bosque oscuro, silencioso y tenebroso estaba vigilado por algunos licántropos pero eso no era problema, pasamos sin ni siquiera tener que combatir pues ellos eran listos, por mucho licántropo que fueran, no podrían contra nosotros y menos contra Jass. Aquel que había enseñado a Hayaqui lo que era la guerra, cada técnica se de aprendizaje fue inculcada por él y el sabor a sangre fresca era el premio por ello.

En el camino un pequeño y patético neófito se abalanzó sobre nosotros, loco y sin neuronas, fue matado sin compasión y sus restos llevado a una hoguera donde ardieron a la luz de la luna.

Con la llegada de la noche el bosque se hizo más siniestro pero a la vez más seguro para nosotros. Un olor agudo y distintivo se coló por mi nariz, entonces todos los Cullen se pusieron en tensión prediciendo la jugada. Alguien estaba ahí y un alguien muy conocido.

-Hayaqui-murmuro Jasper pensativo.

-¿Jasper?-pregunto una voz sobre el árbol que había a mi derecha. Todos volvimos la cabeza en aquella dirección, Edward cogió mi mano y la apretó dándome fuerzas.

-Hola… ¿cómo sigues?-Jasper sonreía con suficiencia enseñando sus dientes.

-Bien… ¿y tú? Escuche que habías encontrado pareja-miro sobre el hombro de Jass a Alice-y parece que es cierto-murmuro, un segundo después Hayaqui ya no estaba sobre la rama del árbol, su cuerpo se había esfuma pero su olor seguía allí cerca.

-Encantado de conoceros a todos-dijo la voz penetrante de Hayaqui a mis espaldas, otra vez me di la vuelta para mirarlo.

-Nosotros no tanto-susurro Emmett por lo bajo.

-¿Qué tal estas Hayaqui, sigues teniendo ese punto flaco?-pregunto Jasper de nuevo tomando el mando de la situación. Él le miro como si pudiera fulminarle con la mirada.

-Ok, ¿Qué hacéis aquí? Nadie viene nunca para hacerme una visita-repuso el vampiro enfadado.

Mi mente trabajaba a mil por hora intentando buscar alguna estrategia de ataque o algún punto flaco que nos pudiera ayudar pero no había nada, por lo menos no cuando tenías a un vampiro con el poder de tele transportarse a cualquier parte.

-Tenemos un trato con alguien-contesto Edward a mi lado.

-¿Y eso que tiene que ver conmigo?-pregunto levantando una ceja.

-Mucho, pues…-no termino de decir la frase Jasper, cuando Hayaqui ya lo había captado.

-Si queréis mi muerte, os aviso, os va a costar mucho-dijo sonriendo.

-No si tienes el mismo punto débil que siempre-contesto Jasper sin mostrar ninguna preocupación, todos allí estábamos calmados, gracias a él.

-Se siente Jass, pero no es así, estar décadas solo es lo que tiene, mucho tiempo para perfeccionar mis técnicas-comenzó andar alrededor de nosotros como si estuviera enjaulando a su presa.

Se lanzo sobre mi antes de que nadie fuera consciente de nada, pero Jasper ya estaba allí frente a mí para protegerme, sí se notaba quien era su profesor, quien le enseño todo lo que sabía.

-Ui… por poco-río Hayaqui tranquilamente.

Con esa frase el juego comenzó todos los vampiros nos pusimos en posición de ataque con un medio círculo alrededor de Hayaqui aunque sabíamos que esa barrera no duraría mucho, sobre todo por la cualidad de él.

Pero también contábamos con nuestras armas secretas, Alice y Edward. Hayaqui podía ir a donde quisiera pero para eso primero debía pensarlo y entonces Edward lo descubriría y si no, hay estaba Alice para saber el futuro.

Hayaqui se lanzo contra Emmett como si quisiera derribar un muro de carga pero viendo que no llegaría a ni lugar así por sus defensas, Edward y Jasper utilizo su poder, desapareció.
Antes de que preguntara cual era su paradero, Edward ya sonreía mirando a lo alto del árbol donde estaba la antes, esperándonos.

Edward cayó sobre Hayaqui, este asombrado se zafo de los brazos de mi novio y corrió unos metros más allá.

-La próxima vez más rápido, sincronización-grito Jasper, ahora brillaba en todo su esplendor pues estábamos en su campo de juego, la lucha entre vampiros, su pasado y su presente.

Alice le sonrió y se concentro entrando en su “estado” de visiones, mientras que Edward estaba pendiente de sus pensamientos.

Hayaqui sonrió y corrió saltando entre los árboles, desapareciendo y apareciendo en cualquier lugar, en uno de esos momentos salto sobre Rosalie, pero choco contra el pecho de Emmett.

-Alice, ¿Qué ocurre?-pregunto Jasper, esperando alguna visión.
Toma demasiadas decisiones, no se decide hasta el último momento y no puedo saber.

-Y tu ¿Edward?-pregunto mientras giraba la cabeza en nuestra dirección.

-Me ocurre algo parecido, piensa en ir al árbol pero en un último momento va a otro lugar…-su voz estaba cargada de odio.

-¿Algún problema?-grito Hayaqui desde la distancia.

POV Demetri

-¿Qué tal, Tanya?- pregunte sentándome junto a ella en la cama.

-Si-se giro y me miro-no entiendo porque decidiste quedarte aquí-su voz se quebró y miro a otro lugar en vez de a mis ojos.

-Yo quiero a Bella, es cierto pero…yo te quiero también a ti y si creo que ese amor es mucho más fuerte que el que me une a Bella tengo que arriesgarme y tomar una decisión-tome su mano y la obligue a mirarme.

-Pero… no comprendo-se veía desconcertada y supe el motivo, ella era realmente guapa y apostaría cualquier cosa que todos los machos que estuvieron a su alrededor era por eso, no porque ella fuera lista, exótica, amable y mi pequeña fiera personal…con carácter me gustaban.

-No debes comprender nada…te amo ¿ok?-me puse en pie y subí mis manos sobre mi cabeza- ¡TE AMO!-grite cuanto pude.

Sus ojos se abrieron y salto de la cama saltando sobre mí; caímos al suelo con un pequeño golpe.

-¿En serio?-me pregunto mientras acariciaba mi mejilla contra la suya.

-Total y claramente en serio-la bese lentamente sintiendo sus labios sobre los míos.

-Yo también te amo, eres mi único amor…-me miro seriamente-te lo digo en serio-y sonrió-supongo que por eso te quiero demasiado.

-Nunca te dejare-y eso no fue una simple frase eso fue una promesa.

La bese dulcemente para que sintiera mi amor, y todo lo que le quería dar…deseaba que tuviera todos mis recuerdos incluidos los malos para que compartiéramos todo, que me comprendiera y que a pesar de todo me amara como yo al amaba a ella.

-Tenemos cuñado-grito alguien abajo en la sala.

Yo solo me eche a reír junto a Tanya.

5 comentarios:

  1. dios adoro este chico me encanta cada vez mas esta historia y espero puedan capturar al vampiro..Sigue asi preciosa...Besos..

    ResponderEliminar
  2. mi niña te ha quedado exquisito como siempre. me encantas como escribes.

    me ha fascinado el capi.

    saludis vampi

    ResponderEliminar
  3. Muy buen capi!! Me encanto!! :) ha sido muy romántico este capitulo !! :)

    ResponderEliminar
  4. Super capí, me encantó que Demetri grite a los cuatro vientes su amor por Tanya. Por otro lado, estoy intrigada por el poder de Hayaqui, me esta que les va ser un poco difícil agarrarlo. Veremos que pasa. Saludos!!!

    ResponderEliminar