lunes, 30 de enero de 2012

POR Y PARA SIEMPRE CAPITULO 20

Esta historia le pertenece a María del blog "Letras de hielo y fuego" 
Espero que os guste y dejéis vuestra opinión

POR  Y PARA SIEMPRE
Summary: Bella pierde a su familia en un accidente, cuando se va a vivir con su tía se encuentra con un nuevo chico en el instituto, pero pronto se dará cuenta que no es como los demás, es como ella.. diferente

CAPITULO 20

Fui directamente a mi casa, no espere a Edward, él me había dejado ahí sola. Él no estaba haciendo surf como ponía en la nota, y lo había podido comprobar con mis propios ojos.

Cuando llegué, mi tumbé en la cama, con solo el deseo de poder dejar de pensar en él.. Misión imposible.

Estaba a punto de caer en los brazos de Morfeo, cuando el ding-dong de la puerta de la entrada me despertó.

Sabia que detrás de la puerta se encontraba Rosalie, pero ella tenía la mente muy confusa así que no sabía lo que quería, hasta que abrí la puerta y me la encontré con la cara manchada del rimel negro que siempre usaba y de lágrimas.

-Han encontrado a Leah, ella.. ella.. esta muerta- sollozó

-Qué?- le pregunté. En ese mismo momento apareció Edward con su volvo, salió del coche, y se acerco a nosotras corriendo- Leah..- le trate de decir a Edward. Estaba tan conmocionada por la noticia, que se me olvido que había decidido odiarlo.

Él hizo un gesto afirmativo con la cabeza, y se acercó a Rosalie.

-Estas bien?- le preguntó a mi amiga mirándola a los ojos.

Ella solo pudo negar mientras se secaba las lágrimas que seguían cayendo de sus ojos.

-No puedo decir que la conociera mucho, pero.. es horrible. Y solo pensar que puede que sea yo la ultima persona que la vio..- se lamentó Rosalie

-Seguro que no fuiste la ultima persona

-Lo que pasa es que me siento responsable- murmuró Rosalie antes de hundir su rostro entre sus manos

Cuando oí decir eso a Rosalie, fue como si echaran leña al fuego. Porque aunque parecía que la amistad de Rosalie y Tanya, era por pura casualidad, yo estaba segura que no era así.

Al rato Rose se fue, dejándonos a Edward y a mi solos.

-Que panorama mas agradable.. Leah esta muerta y tú me dejaste sola en una cueva. Espero que hayas disfrutado de unas buenas olas- le dije a Edward

-Lo cierto es que si, pero cuando regresé a la cueva y tú no estabas, vine hacía aquí de inmediato- replicó

-Te busqué por toda la playa, pero solo habían dos personas haciendo surf, bastante morenas, así que tú no eras

-Bella.. te importa mirarme?- preguntó

Yo hice lo que me pidió, y aun estaba vestido con el traje de neopreno que estaba chorreando, y el suelo estaba lleno de agua.

-Pero.. te busqué- le aseguré

-Bella, no se que decirte.. pero te aseguro que no te abandone. Fui a hacer surf. De verdad. Esto.. me podrías traer una toalla?

Fuimos al patio trasero para que se pudiera quitar el traje. Mientras yo me senté en la butaca y me quede observándolo. Estaba convencida que me había dejado tirada.. lo busque por toda la playa, aunque.. a lo mejor no lo vi

-Bueno.. y como te has enterado de lo de Leah? Que es lo que pasa entre Tanya y Rosalie?
Porque no me creo que Tanya no tenga nada que ver, y por lo que se.. tú la conoces.. Y que quede claro que no se si tragarme tu historia del surf. Porque de verdad, te busqué, y no te vi.

Edward se me quedó mirando. Sus ojos parecían más intensos por culpa de las abundantes pestañas que los rodean. Su cuerpo, esbelto y sinuoso, estaba cubierto por una toalla. Y cuando avanzo hasta mí, sus pasos eran tan ligeros y confiados que parecen los de un felino.

-Esto es culpa mía- dijo mientras sacudía la cabeza y se sentaba a mi lado. Cubrió mis manos con las suyas, pero las apartó rápidamente- No se muy bien hasta donde..- empezó a decir, y cuando me miro al fin, sus ojos estaban cargados de una tristeza que yo jamás hubiera podido imaginar- Tal vez no deberíamos seguir..

-Estas.. rompiendo conmigo?- susurre

-No, yo solo..

-Sabes? Seria estupendo que dejaras de hablar en código, y que dejaras las frases a medias, y me contaras que demonios esta pasando. Porque lo único que yo se, es que Leah esta muerta que Rosalie del día a la noche se ha vuelto amigo inseparable de Tanya y que me dejaste tirada en la playa, porque no quise llegar hasta el final. Y encima rompes conmigo.

Le dirigí una mirada asesina, mientras esperaba algún tipo de confirmación de que todos esos hechos supuestamente casuales podían explicarse sin problemas y no guardaban ningún tipo de relación.

Edward guardó silencio durante un rato mientras clavaba la mirada en la piscina.

-Nada de eso guarda relación- dijo al fin mientras me volvía a mirar. Aunque tardó tanto tiempo en contestar, que no sabia si creérmelo- Encontraron el cuerpo de Leah en un claro en uno de los bosques de Forks. Lo escuche por la radio cuando venia hacia aquí-Edward cogió mi mano con la suya, y siguió las líneas de mi manos con las yema de sus dedos- Tanya puede resultar carismática y encantadora.. y Rosalie últimamente anda un poco perdida. Estoy seguro que le gusta ser el centro de atención. Creí que te alegrarías que trasladara su efecto a Tanya y se alejara de mi- siguió acariciándome la mano y sonrió- Ahora ya no hay nada que se interponga entre nosotros.

-Tal vez si hay algo que se interponga entre nosotros- le dije en un susurro

Sabia que hubiese tenido que preocuparme mas por el asunto de Rosalie y Tanya, y por la muerte de Leah, pero me resultaba imposible concentrarme en otras cosas que no fuera los rasgos de su rostro, la suavidad de su nívea piel, sus ojos dorados, y la forma en que me latía el corazón, y se me aceleraba el pulso cuando estaba a punto de besarme.

-Bella, hoy no te he dejado tirada. Y jamás te presionaría para hacer algo si no estas preparada. Créeme.- Sonrió mientras me cubría la cara sus manos. Después colocó sus labios sobre los míos- Sé esperar.
------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada