miércoles, 21 de septiembre de 2011

ODIANDO A MI AMADO CAPITULO 19

Esta historia le pertenece a Kassi del blog "Luz de cristal"
Espero que os guste y dejéis vuestros comentarios

ODIANDO A MI AMADO
SUMMARY: La obligaron a casarse y tener un hijo con alguien a quien odiaba. ¿Podrá llegar a amarlo como desea su padre?

CAPITULO 19

POV Edward


2 semanas después…

Estaba comenzando a impacientarme la espera de aquel doctor incompetente que no salía a darme noticias sobre mi mujer; me encontraba en el hospital de los nervios frente a toda mi familia y amigos mientras esperaba alguna noticia sobre Bella desde hacía una hora.

Había comenzado a sentirse peor hacia unas horas atrás y me daba tanto miedo que le pudiera pasar algo grave a su salud que me había visto obligado a traerla por mi miedo, llevaba días mal y su salud parecía haber empeorado desde aquella cita en el restaurante, yo rogaba que fuera el bebe quien le estuviera haciendo eso a su madre y que no fuese ninguna de esas enfermedades que estaban azotando todo el país últimamente.

Carlisle se acerco a mí y sonrió con esfuerzo mirándome con cariño.

-Si hubiera estado yo de turno ya sabríamos de Bella…-me murmuro en el oído, y por una vez en mi vida quise que Carlisle hubiera trabajado más de lo que lo hacía. Eran las 4 de la tarde ¿Cuánto más podían tardan una simple prueba?

Mire impaciente sobre el hombro de mi padre mientras veía como por fin un doctor se acercaba a mí, con su aspecto estirado y su bata blanca, con plaquita incorporada.

-¿Familiares de Bella Swan, no?-pregunto aquel tipo mirándonos a todos. Sentí un miedo atroz en mis entrañas perforándome por dentro, quería saber si Bella estaba bien o no.

-Sí, familiares y amigos-puntualizo Jake a mis espaldas.

-Bien, la señorita Swan se encuentra bien, en breve saldrá-tan solo dijo eso y me dejo respirar tranquilo, estaba bien, no tenía nada entonces debía de ser el bebe o quizás alguna enfermedad sin importancia.

El doctor se fue de nuevo para adentro y me dejo allí junto a mi familia pensado y esperando de nuevo, todos estaban impacientes pero yo me moría por saber qué pasaba.

Minutos después la puerta se abrió y Bella salió sonriendo, mi respiración se cortó mientras ella corría hacia mí rápidamente, yo abrí mis brazos y la abrace cuando se tiro a mis brazos riendo con alegría. Comencé a murmurarle cosas como “te quiero” “que susto me diste” y “no me dejes nunca”, ella asentía una y otra vez dándome besos en la cara.

-Espera…-grito Charlie en mitad de la sala de espera.

Nosotros dos nos giramos interrogantes por su interrupción.

-¿No era que Bella quería a…-miro a Jake y después a mi-…Bueno ya saben?-parecía algo incomodo con esa pregunta.

-Cierto se me olvido mandarle a papa una cesta de agradecimientos-dijo Bella riendo-lo siento papa pero estaba demasiado ocupada disfrutando de mi matrimonio como para decirte que ya se arreglo todo, si lo quieres decir así.

-¿…ah?-la cara de Charlie era demasiado graciosa como para no reír.

-Charlie, nos enamoramos-dije yo sonriendo.

-Ok, eso sí es un milagro-contesto el acercándose a nosotros-os voy a regalar otra luna de miel-nosotros dos nos miramos sonrientes al recordar lo que hablamos y después le miramos como si no fuésemos a pedirle de verdad aquel favor. Era más que obvio que si iríamos en una segunda luna de miel pero quizás cuando hiciésemos un año de casados, así seria todo más especial.

-Bueno Bella no te hagas la tonta, dinos que te dijeron-dijo Alice abrazando a Bella, desde hacía una semana Alice había comenzado a venir a casa casi todos los días y se pasaba horas junto a Bella hablando de cosas de chicas, lo bueno era que por lo menos Alice se traía a Jasper y yo no me sentía excluido en mi propia casa. Era cierto que me acaparaba demasiado a Bella, éramos recién casados y quería estar casi todo el día junto a ella pero así era mejor, Bella ya comenzaba a hacerse un hueco en la familia.

-Pues…ESTOY EMBARAZADA-grito bella saltando como posesa.

Yo la cogí en brazos y la estruje contra mí como si fuera una muñequita, necesitaba sentirla cerca de mí con toda esta alegría que asaltaba mi cuerpo, iba a tener un hijo mío, un hijo que llevaría la sangre de ambos en su pequeño cuerpecito, que sería una copia de ambos con vida propia y se haría de amar.

-Felicidades-comenzaron a gritar cada miembro de la familia, Jake se acerco a Bella con intención de abrazarla por ello la tuve que soltar apenas 5 segundos que le deje para que la tuviera.

-Yo seré su tío postizo-dijo Jake besando la mejilla de Bella.

-Sí, y Nessie será su tía postiza-contesto Bella tomando la mano de Ness.

-Ah, que ilusión…no estoy acostumbrada a tratar con bebes-dijo esta sonriendo.

-Vale ya que todos estamos eufóricos ahora os voy a dar otra gran noticia-dijo Jake apartándose de Bella para coger la mano de Nessie_su ahora novia_ y besarla con ternura-Ness y yo estamos prometidos-gritó, otra vez una ola de felicitaciones salió de mi familia, todos estábamos felices pero por nuestras charlas en voz alta o como diría yo casi a gritos las enfermeras se quejaron y nos echaron del hospital a patadas.

Tome a Bella de la cintura y bese sus labios lentamente saboreándolos, entre abrió sus labios y los dos encajaron como un puzle completo; eso era yo hasta que la conocí, la pieza de un puzle esperando a ser encajada.

-Eres mi hombre perfecto-la escuche decir con voz suave, la abrace con cuidado sintiendo miedo hacia la criatura que llevaba en su vientre pues no quería dañarla en lo más mínimo.

-Dios gracias por esta nueva oportunidad, otra boda, cuanto me queda por hacer-decía Alice saltando al lado de Jake, tan Alice como siempre.

-Alice deja de saltar o pronto empezaras a hiperventilar-le tranquilizo Jasper.

-Ay…no puedo Jass-grito Alice saltando contra su novio, le beso fiera y atropelladamente descargando así toda su energía.

-Creo que te vino bien la boda y todo Jasper-dijo Jake riendo.

Poco a poco y sin darnos cuenta avanzábamos por la calle hacia la avenida principal, cada vez más y con lentitud llegábamos a nuestra casa, en la que tan solo Ángela se encontraría ahora mismo. Parece ser que mi familia al completo se auto invito a pasar ellos solos, cada uno recorrió la casa como quiso, ya la conocían bien pero igual pensaban que al tener una pareja feliz entre sus paredes comenzaría a tornarse más hogareña o diferente.

-¿Y cómo va a ser la boda?-pregunto Alice distraída con la decoración del salón.

-Pues pequeña, a nosotros no nos sobra el dinero-respondió Nessie alzando los hombros.

-Pero…pero…-Alice pareció a punto de hacer un gimoteo frente a la familia pero recupero la compostura y puso cara de pocos amigos mientras se acercaba a Jake.

-Tu-le dijo apuntándolo con un dedo-ahora vas a dejar tu orgullo de macho de lado por un momento y aceptar mi dinero y ayuda para tu boda o si no la pagaras muy cara-no sé en aquel momento que cara era más graciosa, si la de Alice con pinta de comerse a alguien si rechistaba o la de Jake que se encontraba medio asustado y sorprendido.

-Sí, Alice, lo que tu digas pero por favor deja de darme miedo-contesto Jake, se aparto un poco de la casi rabiosa Alice y sonrió con torpeza.

-Alice, a veces das miedo-murmuro por lo bajo alguien en la habitación, momentos después esta pareció estallar en carcajadas.

-Ok, doy miedo pero creo que Jake entendió lo que quería decir-dijo alzando las manos en modo rendición.

-Entonces…la boda la pagaras tú ¿en serio?-le pregunto Nessie sorprendida a Alice quien rodeo los ojos.

-Claro, pero como yo la pago, yo ayudare en la decoración y todo lo referente a la boda-añadió Alice andando en dirección a la ventana de la habitación casi danzando por el camino.

-Cuando Alice dice ayudar, en realidad se refiere a que lo hará todo ella sola-aclare al ver la cara de desconcierto de Bella, quien bien sabia como había sido los decorativos de nuestra boda, todos elegidos por Alice.

-Bah...-refunfuño Alice respirando el aire puro de media tarde por la ventana abierta-eso está dentro de mi encanto Edward-añadió giñando un ojo.

-Y cambian de tema…si os vais a casar ¿Qué tal los planes de bebes?-pregunto Esme sonriendo con ánimo de abuelita.

Nessie se puso colorada como un tomate y comenzó a toser.

-Me conformo aún con ser tía postiza-contesto acercándose a Jake quien sonreía desmesuradamente.

-Yo creo que eso nunca se sabe…si vosotros tenéis vuestros momentos íntimos puedes tener un bebe sin más-dijo Bella a mi lado, yo me agache un poco para poner mi barbilla sobre su hombro y acariciarle su aun no abultado vientre.

Jake enrojeció entonces y abrazo a Nessie fuertemente para comentar algo.

-Quedarme sin mis momentos íntimo con ella no es una opción-y con eso se puso a reír, risa que contagio a todos.

-Eso demuestra que en cualquier momento… ¡bum!, un bebe-dije yo mirando a la azorada Nessie, que cada vez se acercaba mas a Jake.

-Ah…la llamaremos Elisabeth-dijo Jake, Nessie subió su cabeza para mirarle divertida.

-El caso es que no está en mis planes tener un bebe pero…si lo tuviera no me decepcionaría, pues sería mi hijo y el de Jake, una vida única, espectacular, nuestro hijo, lo amaría como mi vida y tanto como el mismísimo padre-contesto Nessie; con esas palabras parecía soñadora pero sabía que ya estaba hablando como toda una madre porque no había nada más bello que tener un ser de tu propia sangre y piel, el pequeño que de ti dependería, el cual sería tremendamente amado.

-Todo se verá…en un futuro-suspiro Carlisle que se había mantenido alejado de todo.

Si era verdad, todo se vería en un futuro, igual que estos mismos rayos del sol verían a mi hijo nacer un día de estos en los que toda la familia se encontraba reunida y tremendamente feliz y dichosa.

3 comentarios:

  1. fascinante por dios que emocion esta embarazada.....Besos,me encanta...

    ResponderEliminar
  2. El capi ha sido espectacular, magnífico como siempre mi niña.

    saludis vampi

    ResponderEliminar